Translate

domingo, 17 de marzo de 2013

película de domingo por la tarde

¿Qué tienen las películas de los domingos por la tarde que gustan tanto?
No son tan buenas como para verlas en el cine ni tan malas como para dejar de verlas. Te sumergen en una historia a veces previsible, a veces fantástica que hace que te olvides de que tu día libre se está acabando; hace que sueñes, que sufras, que rías, que llores, que pienses en todo menos en tus problemas reales. Dentro de una peli de domingo de clase B. no existen los problemas reales, la historia es tan enredada que sientes la necesidad de ver cómo se va a solucionar, aunque tengas claro el final, o incluso aunque ya la hayas visto antes.
Sus actores y actrices, algunos conocidos de alguna serie noventera o de principios de la década pasada, otros totalmente desconocidos, te cautivan y te atrapan.


Viendo una película de domingo por la tarde tirada en el sofá después del café, descansando y recargando las pilas, dándole a tus problemas una mini vacaciones, es una buena forma de pasar el rato y compartir con la familia. Si es que no se quedan dormidos...




Feliz domingo por la noche... Empecemos el lunes llenos de energía y de vez en cuando disfrutemos de una peli de domingo por la tarde, no hacen falta grandes cosas o grandes planes para ser felices. Las pequeñas cosas suman.