Translate

miércoles, 13 de marzo de 2013

habemus papam

El me encanta de hoy no es para el nuevo papa Francisco primero, qué gracia que sea argentino, un papa de la pampa. Si no porque hace casi 8 años, cuando mi hermana estaba embarazada del primogénito de la segunda generación todos esperábamos con expectación saber qué sería. Yo, claro está, quería una niña... la fumata blanca de la ecografía nos dijo que era un niño, así decía el sms que me envió mi hermana: Habemus niño.
Qué noticia tan maravillosa, me olvidé del papa, me olvidé de la niña y empecé a pensar en ese nuevo miembro que estaba a punto de unirse a mi familia.
Pocos meses después nació, tal como dijo la eco un niño precioso, el que más alegrías me ha dado y al que llevo en el corazón. Me encanta salir con él al cine o a cenar, hablar con él y escuchar sus teorías.
Ojalá sea para bien el nuevo cambio, eso espero yo.
Larga vida a mi sobrino
fumata blanca! arde Roma por culpa de los católicos