Translate

viernes, 5 de diciembre de 2014

Especial uñas, toma nota nena.

Hoy hace un día raro en Barcelona, llueve, pero es de esas lluvias que solo sirven para encrespar el pelo, para molestar al viandante, para potenciar migrañas y dolores de cabeza y para conseguir que la humedad y el frío se metan en los huesos... Bueno también las micro gotas molestas limpian el aire de la city  Sin duda un día perfecto para escribir en casa tranquilamente, el problema es que no estoy en casa ni tranquilamente pero si escribiendo.

Hace tiempo que quería dedicar una entrada a las uñas, porque nuestras manos dicen mucho sobre nosotras, y sobre ellos también, un hombre con manos suaves y cuidadas es una delicia. Cuando escribí sobre el morderse las uñas quería abordar también este tema, pero la cosa se fue por otro lado, y rizando el rizo perdí el hilo, y como la inspiración manda no pude hacer otra cosa que dejarme llevar por mi musa. Esa es la razón de este escrito, iniciar y concluir lo que os quería contar aquella vez, unos consejos muy fáciles y prácticos para tener unas manos perfectas.

Ya sea que pertenezcas al "club de las madres primerizas estresadas y altamente preocupadas por la salud, el bienestar y la educación de sus hijos sin renunciar a la diversión", o pertenezcas al "club de mujeres modernas urbanitas con poco tiempo para ellas mismas pero que no por ello van hechas una pena", o al "club de mujeres urbanitas y estresadas que prefieren dedicar su tiempo libre a asuntos constructivos como descansar en el sofá o ir de shopping o quedar con sus amigas para pasarlo bien", quizás seas del "club de chicas que tienen varios armarios llenos de nada que ponerse, y que además prefieren llegar tarde a llegar feas", puede que solo estés en el "grupo de chicas trabajadoras alta, mediana o mínimamente preocupadas por su imagen en general". 

Pertenezcas al grupo que pertenezcas debes leer este artículo. 

1. Club de madres primerizas estresadas y altamente preocupadas por la salud, el bienestar y la educación de sus hijos sin renunciar a la diversión: tampoco debes renunciar a tener unas manos cuidadas, aprovecha cualquier oportunidad para hidratar. Te recomiendo llevar las uñas bien limadas, pero no extremadamente cortas ya que, si eres una ex mordedora se uñas, puedes caer en la tentación y no salir de ella debido al estrés. Si decides pintártelas elige colores en tono pastel o nude, así cuando empiecen a perder color no se notará tanto y no tendrás la necesidad urgente de quitar el color. Plantéate hacerte la manicura de vez en cuando, necesitas tiempo para ti.

2. Club de mujeres modernas urbanitas con poco tiempo para ellas mismas pero que no por ello van Hechas una pena: es casi una obligación llevar las manos perfectas independientemente de cual sea tu estilo. Lo recomendable es ir de tanto en tanto a hacerte la manicura, aprovecha las ofertas y bonos que encontrarás en las webs especializadas, una tarde de manicura junto a una amiga puede convertirse en una tarde inolvidable. La excusa perfecta para pasar una tarde de charla y cuidarte a la vez. Si vas a un centro de estética aprovecha para hacerte la manicura francesa porque hacerla en casa es un tanto complicado si no eres muy diestra o eres algo distraída. Si no puedes sacar tiempo para ir a un centro de estética aprovecha cuando visites a tu amiga, y mientras os ponéis al día con vuestros asuntos os hacéis las uñas mútuamente (yo lo hago). Elige colores de moda y ten en cuenta que el esmalte ha de ser de calidad y de larga duración, no valen las baratijas cuando se trata de cuidar tus uñas, tampoco gastes una fortuna en productos, en la actualidad los supermercados cuentan con líneas de calidad a precios atractivos. No tienes excusa para llevar las manos descuidadas. Un consejo: lleva siempre una crema de manos en el bolso, y si por trabajo tienes que lavarte mucho las manos elige esmalte de color natural o nude, y ponte crema por las noches antes de irte a la cama.

3. Club de mujeres urbanitas y estresadas que prefieren dedicar su tiempo libre a asuntos constructivos como descansar en el sofá o ir de shopping o quedar con sus amigas para pasarlo bien:
Cuando tengas esos ratitos de sofá... acuérdate de tus manos! Ellas merecen cuidados, dicen mucho sobre nosotras ¿qué quieres que digan las tuyas? 
Depende de ti lo que tus manos dirán... Cuando te decidas a ver una película equípate con una lima, quitaesmalte, crema hidratante y tus esmaltes favoritos. Si eliges colores muy oscuros, por preciosos que sean al cabo de pocos días empiezan a perder trocitos de esmalte, en ese caso quita el esmalte rápidamente pues no hay nada más horrible que unas uñas descoloridas a medio pintar, de verdad chicas, o las llevas pintadas o al natural. Un consejo: en tu bolso no puede faltar una lima y un esmalte rosa palo o nude, y en tu trabajo un quitaesmalte para una emergencia. También puedes optar por los esmaltes permanentes o "shellac"

4. Club de chicas que tienen varios armarios llenos de nada que ponerse, y que además prefieren llegar tarde a llegar feas: muchas mujeres que pertenecen a los clubes anteriores también pertenecen a éste, en realidad todas tenemos armarios llenos de nada que ponernos, pero todo eso que "no tenemos para ponernos" tiene colores y unos complementos como bolsos,  pañuelos, bufandas, gorros y zapatos. Ten una caja preparada con colores muy parecidos a los de tus complementos, y juega con ellos, combínalos a tu antojo, y si llevas en las uñas un color que nada tiene que ver con lo que llevas puesto tampoco ocurre nada, es lo mejor, tus manos pueden ser un complemento más, o unas estrellas en sí misma. 
Recuerda que el esmalte necesita bastante tiempo para secarse bien, si no dispones de ese tiempo más vale que no empieces, cuando haya secado bien la primera capa aplica la segunda, y cuando haya secado bien la segunda pon las manos bajo el grifo de agua fría para fijar mejor el color y después aplica crem hidratante.
En tu caja no pueden faltar los colores básicos: rojo vino, morado fuerte, azul, rosa pálido tipo manicura francesa, y una gama de colores claros para el verano, oscuros para la época de frío. Un consejo: durante el invierno equípate con un bonito par de guantes, el frío reseca mucho la piel de las manos y la maltrata, así que busca unos que te gusten especialmente, cuando te acostumbres a ellos verás como los haces realmente tuyos, y cuando los guardes en el bolso, siempre envueltos como si fueran calcetines, así no perderás uno nunca, da mucha rabia perder un guante que te guste mucho, créeme.

5. Grupo o club de chicas trabajadoras alta, mediana o mínimamente preocupadas por su imagen en general: empiezo por las que están mínimamente preocupadas por su imagen en general, si te arreglas un poco el pelo y vas vestida de manera casual y cómoda, no por ello renuncies a unas manos bonitas, recuerda que no hay un patrón establecido sobre cómo tienen que ser las uñas perfectas, lo más importante es la higiene y la presentación, si trabajas de cara al público es importante tener unas manos adecuadas a tu puesto, inspira más confianza. 

Si eres de las medianamente preocupadas por su imagen en general lo mejor será ir alternando temporadas de colores sobrios y los colores más atrevidos para ocasiones especiales, organízate el tiempo de manera que puedas hacerte las uñas mínimo una vez a la semana, hidratarlas siempre, no olvides en el bolso la lima, la crema y un pintauñas nude, el quitaesmalte lo puedes comprar en cualquier sitio para una emergencia. No tienes excusa para llevar unas manos descuidadas.

Si eres de las altamente preocupadas visita un centro de manicura un par de veces al mes, aprovecha para ir alternando los colores de moda con la clásica manicura francesa, que siempre te da un toque distinguido. También prueba el "shellac" o permanente, asegurate que te gusta el color que elijas, pues lo llevarás un par de semanas. Si tienes unas uñas bonitas olvídate de las uñas de gel o de porcelana, y si optas por ellas hazlo en un centro especializado aunque sea más caro, pero es muy importante que el resultado sea lo más natural posible sino queda muy vulgar, y eso es lo que queremos evitar.