Translate

miércoles, 18 de marzo de 2015

Comunicar, trasmitir y ayudar

Hace dos años empecé mi recorrido por el mundo del blog,  mucho ha llovido desde entonces.  Sabe Dios que todo empezó como una terapia, necesitaba ayudarme a sobrellevar unas circunstancias muy complicadas a nivel personal, familiar, etc... además siempre he tenido la inquietud de comunicar y la necesidad de trasmitir junto con la vocación de ayudar, y no lo escribo para echarme flores (no las necesito, aunque si alguien quiere regalarme rosas no me voy a enfadar), lo escribo para que quede constancia de que si alguien necesita mi ayuda puede pedirla sin problemas.

El caso es que he ido escribiendo un poco de todo, he recibido muchas críticas, y hay personas que suelen leerme sólo para criticar si hago esto o si hago lo otro, si salgo con este o con aquel, si voy a tal sitio o dejo de ir... afortunadamente son una minoría que buscan ver en mi vida las emociones que no tienen en la suya y así generar sentimientos que de otra manera no podrían hacerlo (toda clase de sentimientos, no siempre Buenos), agradezco también a esa minoría que me sirve de publicidad para cuando decida escribir por dinero (cosa que dudo que suceda de momento), así tendré un pequeño club de fans.

Puestos a trasmitir, siempre hago un esfuerzo por trasmitir buenas vibraciones, buenas emociones y buenos sentimientos porque la vida ya es bastante dura como para añadir más desgracias y malos rollos.

Recuerda que siempre hay un mañana y que el sol sale sobre buenas y malas personas.  Todo pasa, y aunque quede cicatriz, toda herida con el tiempo deja de doler.

Siempre animo a los lectores a dejar sus comentarios, públicos o privados, porque también es una forma de ayudarme a continuar escribiendo, y escribo para ayudarme a seguir adelante,  pero muchas personas me han dicho que a ellos les ayuda leer algunas de mis entradas,  y si te ayuda,  al menos a esbozar una sonrisa,  me doy por satisfecha. 

Ayudame a cumplir mi objetivo de comunicar, transmitir y ayudar.