Translate

jueves, 25 de septiembre de 2014

Hancock. Gran película

Hoy cuando publiqué la entrada del blog "sexo en nueva york 2 " en Facebook una amiga comentó que aún no lo había leído pero que prometía ser interesante, y la verdad es que me acordé de ella mientras escribía porque recuerdo que ella fue a verla con un amigo que tenemos en común, y que a raíz de este amigo nos hicimos más amigas de lo que ya éramos,  entonces me vino a la memoria este amigo, que es bastante cinero (léase la entrada del blog "una entrada por favor" ) y que siempre que venía a Barcelona íbamos a ver una película,  a hacer turismo y a recorrer restaurantes.  Pues tengo un recuerdo bonito de la última película que vimos con él : "Hancock", Recuerdo que él la vio en inglés cuando estuvo en holanda y nos dijo que no era muy buena, pero que como yo era una enamorada incurable de Will Smith,  pues se sacrificaba y la veía con nosotros. El caso es que la película nos encantó, y el otro día que la hicieron en la tele me quedé a verla para volver a revivir aquel momento en el que fuimos felices,  el cine también actúa como reminiscencia, volver a ver una película puede llevarte a aquel momento en el que la viste,   sea bueno o malo, las personas, el lugar, las impresiones, lo que comiste ese día, hechos previos o posteriores al tiempo empleado en la película.

Pero no quiero hablar de eso, sino de la película en sí.  Es bastante irreverente si la comparamos con las películas de super héroes a las que Marvel nos tiene acostumbrados, es como si el final de la película fuera el comienzo de una gran historia.  Es una comedia fantástica pero muy profunda,  el anti héroe siempre borracho, destroza más de lo que arregla, y tiene una forma de atrapar a los villanos que, lejos de ayudar, complica el trabajo de las autoridades.  Él no lo ve porque está enfadado con el mundo y culpa a la sociedad por ser un incomprendido.

Es una película que muestra la humanidad del héroe torturado, alguien con un inmenso potencial que desperdicia su vida y sus poderes por culpa de la bebida, hay algo en su interior que lo lleva a beber para olvidar lo miserable que es su vida, y por no poder recordar un pasado mejor, y tampoco poder comprender qué ser es él, por qué tiene esos poderes y,  sobretodo,  por qué está solo, qué clase de persona fue en el pasado para acabar solo en un hospital y con amnesia, sin que nadie se interese por él. Cuando dice esta frase, se me parte el corazón, es muy emotivo.

Hancock es un personaje como muchos, a falta de alguien que crea en él carece de ese aliciente para cambiar su vida, no le importa lo que pase porque él no le importa a nadie, sabe que haga lo que haga nadie verá la intención de sus actos ni verán que se ha esforzado, simplemente es el eterno fracasado.  Pero su vida cambia al salvar la vida de una persona que ve su potencial y decide ayudarlo. Ahí lo dejo.

Es una comedia fantástica y muy actual, si aún no la has visto no dejes de verla. 100 % recomendable.

Por cierto, mi amigo nos dijo que era una película mala, para que fuéramos sin muchas expectativas, salí del cine encantada. Me encantan las historias que acaban bien.