Translate

jueves, 25 de septiembre de 2014

Sexo en NY 2

IHoy soy un peligro público para la sociedad... razón?  A penas he dormido!

Hace mucho, mucho tiempo, tiempos inmemoriales, en los que solía dormir 9 horas diarias, todas y cada una de ellas bien dormidas, reparadoras.  No tenía ni idea de que era tener ojeras, dolor de espalda, bolsas en los ojos, y que carai era eso de tener mala cara?  No tenía ni la más remota idea. Hacía deporte, me divertía, comía lo que quería (bueno,  eso continúa igual), bebía mucha agua y dormía.  No necesitaba más trucos de belleza, a parte de la limpieza de la piel con suave exfoliante, pero nada más.

Luego llegó la vida adulta con sus responsabilidades, con sus compromisos y sus preocupaciones,  con sus reglas y horarios, y tuve que dejar el deporte, también el sueño se vio resentido, continuaba durmiendo, pero ya no era aquel sueño de calidad, reparador, sino simplemente dormía.  Supe lo que era tener mala cara, mal humor por culpa del cansancio, y dolor de espalda por dar tantas vueltas en la cama buscando respuestas a preguntas que aún nadie me había hecho, y buscando solución a problemas hipotéticos, e intentando no pensar en los problemas reales y las preocupaciones del día a día.

Empezaron a aparecer dolores de cabeza, ojeras, etc.
Mucho tiempo después, y después de que hayan pasado muchísimas cosas y haya cambiado el ciclo del sueño como quien cambia de zapatos, había vuelto a estabilizar mi horario de descanso, he fijado el tiempo en una media de 7 horas, una arriba o una abajo. Cuando no descanso esas horas estoy que muerdo, literalmente, me da mucha hambre, pero ni sólo eso, sino que mi nivel de irritabilidad asciende al máximo, es directamente proporcional al cansancio acumulado, por eso me convierto en un peligro público,  menos mal que al ser consciente puedo disimular o bien reflexionar antes de saltar a la yugular del primer cretino o la primera cretina de turno que me cruce por el camino a lo largo del día.

La razón que me mantuvo despierta anoche fue la película "sexo en nueva york 2", y os he de confesar que no he visto la primera, pero la segunda parte se puede ver independiente, la primer se intuye;  siempre había tenido la idea de que esas películas eran muy frívolas, así como "una rubia muy legal", que por cierto me gusta mucho, no me había detenido a pensar en realidad como eran los personajes, esas mujeres rodeadas de lujos y que tienen tiempo para encontrarse siempre que quieren para tomar un cóctel o salir de compras sin necesidad de contar el dinero, bien bien es un poco de envidia lo que sentía, pero además me parecía que daban un mensaje irreal a las mujeres a cerca de lo que es el triunfo en la vida y a cerca de lo que es luchar por tus objetivos,  a ellas todo les sale bien sin a penas despeinarse, nunca tienen conflicto interno sobre qué se tienen que poner, y van siempre estupendas, no repiten modelo de zapatos y se cambian de ropa más de tres veces al día ¿quien tiene tanto tiempo en una gran cuidado para cambiarse tanto de ropa?  ¿quien no tiene un día en el que no aciertas con lo que te pones?  Parece que ellas.

Por eso me parece erróneo el mensaje que dan a la mujer de hoy, la mujer de a pie, esa que no puede permitirse ni un vestido de los que usan ellas para desayunar.

Por otro lado admiro lo bien que se sienten cada una de ellas con su físico, disfrutan comiendo y no las oyes contar las calorías ni tan siquiera comentar si esto engorda, si esto no está bien y tal, una cosa bastante positiva, claro que ellas están delgadas y perfectas como unas muñecas prefabricadas con vidas perfectas, igual que Barbie, modelos a seguir por una generación que, a veces se sienten frustrada ante el sentimiento de fracaso al no poder conseguir una vida como ellas, ni tan siquiera poder soñar con ir a esas fiestas ni pertenecer a ese círculo de poder que parece ser lo más selecto del mundo.  No me parece justo, pues la vida en realidad es muy muy distinta, eso no quita que no pueda disfrutar, como buena cinera, de una película total y absolutamente materialista y consumista.

Lo que si me impacta siempre que me acuerdo de el libro "sexo en nueva york" (recordad que para mi primero fue un libro, luego capítulos sueltos de la serie y ahora la película, la última), de la serie y, ahora, de la película es el valor de la amistad entre ellas, cuando están juntas se sienten protegidas, son ellas mismas con sus inquietudes, además se ve claramente el rol de cada una, y aún así encajan como piezas de un rompecabezas, ninguna quiere opacar a la otra ni se siente menos por los triunfos de la otra ni se alegran en secreto por los fracasos, son sinceras entre ellas, se admiran y se respetan, una amistad que va más allá de lo convencional. Este es un recurso muy aplicado en la literatura moderna para "chicas", parece que tengan que recordarnos lo que vale tener una amiga y confidente.  Yo las tengo, y no las cambio por nada en el mundo.

Un tema que me tocó directamente fue la maternidad de Charlotte, una madre agobiada con dos niñas, un marido que ayudaba y una niñera, la escena en la que brindan por todas las madres, sobretodo las que no tenían ayuda ni q una niñera que ayudara, fue bonito, pero exagerado, aunque es una entrada para otro blog.

Tema velo y burka en oriente medio, podían haberse mojado un poco más los guionistas, creo que le hubiera dado un toque más humano al tratar el tema de la mujer y la represión que sufre.

Tema menopausia, no creo que hablara de los problemas reales y los cambios reales que sufren las mujeres durante esa etapa, aunque yo no tengo ni idea, a penas cuento con 30 años.

Tema ropa y zapatos, no me puedo creer que Carrie haya llevado tantísimos modelos de ropa y un par de zapatos para cada modelo, con su bolso y complementos, además de la cantidad de cremas y potingues para desmaquillar, además de lo que se necesita para el pelo, que es un mundo aparte, no me puedo creer que solo llevara dos maletas medianas y un bolso de mano a parte de su bolso, no es creíble, no cabe tanta cosa en tan poco espacio, además juraría que en la escena del aeropuerto cuando llegan llevan más equipaje que el que se llevan de vuelta.

Momentazo de la película: cuando cantan en el karaoke la canción: "I'm a woman". La traducción era algo así como: soy una mujer fuerte e invencible, me he caído, me he levantado y soy más fuerte. .. etc

Si queréis pasar un bien rato y soñar con cosas que no vais a tener nunca,  como esas vidas perfectas cuya única preocupación es no perder el glamour ni siquiera para dormir, os recomiendo esta película. A mi me animó mucho, y a pesar de no haber dormido a penas, he sacado a esa Carrie que llevo dentro para escribir esta entrada, con mucho glamour, naturalmente.