Translate

lunes, 22 de septiembre de 2014

El amor mueve el mundo

El otro día, el día 22 de septiembre (esta fecha es un tema para otra entrada del blog) para ir al trabajo elegí la ruta de paseo de gracia,  al salir del metro y al ver la tienda Ferrari (que por cierto, está al 70 % de descuento, o al menos eso dice el cartel de la entrada) se me agolparon muchos recuerdos en la mente, recuerdos de otro tiempo, buenos tiempos, por lo tanto, buenos recuerdos, recuerdos especiales, espectaculares e inolvidables,  pero esos buenos recuerdos siempre se tornan tristes... pero no entristecí.

Fui en dirección calle Consejo de Ciento, me encanta esa ruta para ir al trabajo, el paseo de gracia está siempre lleno de vida, de vida y de mis tiendas favoritas, no sólo esa con nombre de fruta, también la casa del libro, también de viandantes tanto turistas como residentes, empezar el día paseando por el paseo de gracia es como tener unas minis vacaciones,  además cada edificio es un monumento, la Barcelona modernista, ahí está la manzana de la discordia. Me encanta desde las farolas hasta los bancos, el suelo, los árboles, todo. Además ahí he vivido cosas increíbles, de ahí los buenos recuerdos que en otro tiempo me habrían entristecido.

Caía una leve llovizna, no se si se podría considerar como tal, más bien parecía que cayeran gotas salteadas para fastidiar y para esponjar el pelo, como en ese capítulo de Phineas y Ferb en el que Isabella canta: Isa tiene rizos,  podéis ver el vídeo en YouTube. En fin, lejos de recordar la canción de Isabella, mientras me caían gotas de lluvia me vino a la memoria esa canción de Enrique Iglesias: lluvia cae lentamente sobre mi
Qué más da?  Tengo ganas de reír
Ay ay ay ay ay me estoy enamorando!

Qué bonito sería, enamorarse es mágico. Siempre me viene a la cabeza aquella película "Love actually", fue mi segunda gran película inglesa, una de mis favoritas, no me canso de verla,  la temática es que el amor está en todas partes, desde el principio de los tiempos hasta el día de hoy, y eso es lo que realmente mueve el mundo, porque es el motor que mueve al individuo, no a la masa, a las personas.  El amor te hace mejorar, tanto el amor por ti mismo como por los demás, te hace querer ser mejor persona para dar lo mejor de ti mismo a aquellos que te importan.

El mundo está lleno de amor, aunque digan que cada vez menos, que cada vez las personas están más encerradas en sí mismas, aunque la publicidad sea negativa y nos quieran hacer pensar que amor y pasión son la misma cosa, aún así se que el amor cubre toda la Tierra.  Los niños aman sin condición y sin medida... luego la sociedad se encarga de estropearlo todo.

La gente no se ha vuelto arisca u odiosa, simplemente cuesta mucho abrir el corazón en esta sociedad que dicta ser fuertes, porque sólo los fuertes sobreviven, dicta no expresar lo que sentimos, nos enseña que el orgullo es un valor, y el perdón está infravalorado. Hemos visto tantas cosas distorsionadas o contra natura que ya no creemos en el amor en general, solo en el que sentimos cada uno.  Dudamos de que aquel quiere a aquella o de que fulano está enamorado de mengana. Y así perdemos el tiempo, tiempo que debemos dedicar a dar amor y comprensión a los nuestros.

El caso es que me sentí muy bien con esas gotas de lluvia cayendo sobre mi, a pesar de que me arriesgaba a que se me rizara el pelo, ya iba apercibida con un moño, pero aún así me gustó. 

Después me pareció ver a alguien en la cafetería del hotel catalonia, entonces salí de mis cavilaciones para entrar en ensoñaciones,  me detuve a mirar por la ventana, aunque sabía que era imposible que fuera esa persona porque ya no está entre nosotros, iba a entrar por la incredulidad de la visión, pero pasé de largo.  El mundo sigue girando y girando,  y el amor mueve el mundo. sigamos moviendo el mundo.