Translate

lunes, 13 de octubre de 2014

Tssss silencio!

Toda mi vida he sido muy parlanchina, mucho.  Mis padres me cuentan que cuando era pequeña e iban conmigo por la calle todas las personas con las que nos cruzábamos les preguntaban si yo iba a ser periodista porque no paraba de hacer preguntas e investigar, decían que la gente se lo pasaba bien con esta niñita curiosa,  después de escuchar tanto esas historias entré en un periodo de silencio,  sentía tanta vergüenza que me costaba muchísimo hablar con desconocidos, la gente que me conoce no se puede creer que sea tímida, y la gente que realmente me conoce sabe que dentro de mi personalidad chispeante y extrovertida se esconde una persona un tanto tímida con desconocidos, quizás por el sentimiento que genera recordar las historias que me cuentan mis padres, dicen que preguntaba toda clase de cosas con la naturalidad de quien respira.

Ahora Google me ha puesto una sanción, dos semanas de silencio sin ninguna explicación válida, m3 he leído todos los términos y las normas de uso y no encuentro motivo;  mi teoría es que me he pasado compartiendo masivamente el blog, o que algún usuario lo ha denunciado como spam o como contenido ofensivo,  aunque mido mucho lo que escribo para que no resulte molesto a nadie, siempre mido las palabras porque me duele ofender a otra persona.  Sólo me queda esperar para poder desatar todo lo que quiero decir. Mientras tanto me conformaré con escribir borradores que después se convertirán en entradas publicadas esperando que sea de vuestro agrado.

Sólo contar que tal como me había propuesto estoy teniendo un octubre dulce,  no se como, pero creo que el cambio de actitud después de reconocer el problema, y de lo que pude aprender de  la mala experiencia del año pasado, me han hecho madurar en ese aspecto, no digo que no tenga ningún problema ni ningún motivo de preocupación, simplemente lo gestiono de otra manera e intento ver el lado positivo, que siempre hay uno.  También hay que decir que cuento con el apoyo de mi familia y mis amigos,  y con la presencia de la princesa de mi reino.  Cuando haya acabado mi castigo podréis leer estas líneas y muchas más.  Hasta entonces os dejo un fuerte abrazo y mis mejores deseos!