Translate

jueves, 23 de octubre de 2014

Primer día en Valencia!

Primer día en Valencia!

Primera noche en Valencia! 
Llegamos al hotel antes del medio día, el viaje había transcurrido sin ningún contratiempo, por lo cual, estábamos de un humor estupendo. Comimos algo en una cafetería cerca del hotel confortel, donde nos hospedábamos, la camarera nos atendió a disgusto, eran las 13.00h y cerraba a las 14.00h, por lo que no nos pudimos quedar en la terraza, y mejor, porque había una mezcla entre sol abrasador y viento molesto, tampoco podríamos pedir el menú de oferta: bocadillo, ensalada, bebida y fruta por un módico precio. El caso es que tuvimos que comer dentro nuestro bocadillo y un batido natural, el café que no quede.

Cuando estuvimos instaladas convencí a mi amiga para ir a la piscina un rato, después de un baño y un momento de relax en la habitación , bajamos a la piscina, por cierto, era mucho más grande en la foto publicitaria, y por la tarde no estaba tan soleada, aún así disfrutamos de un rico baño.
Luego volvimos a la bañera, al menos yo. Os he dicho alguna vez que soy de agua? No se sí tiene algo que ver con que soy piscis, puede que sí mi hija también es piscis y es lo más parecido a la sirenita que conozco.Otra vez a la bañera. Yo cuando me estoy en un hotel, es lo que más agradezco: mi momento bañera, con sales, sin sales, jabones aromáticos, o simplemente gel, es un rato para mi en el cual dejo mis preocupaciones de lado, o mejor dicho, sumergidas, envueltas en espuma y bañadas con agua caliente, un rato de gloria que a veces acompaño con una mascarilla nutritiva para la cara y mascarilla pantene para el pelo, otras veces con un ejemplar de cualquier revista superflua del estilo Woman, cosmopolitan o glamour, mi objetivo es no pensar en nada que me agobie.

Después nos armamos de un mapa y nos fuimos en el bus metrorbital rumbo a la ciudad de las ciencias y las artes de Valencia, la ciudad más viva del mundo (es uno de esos slogans que acompañan al producto, ej: siempre coca cola o sprinte sólo quita la sed. Léase el blog "la publicidad puede hacer milagros"). Nuestra idea era ir para aprender el recorrido, pues ya habíamos reservado un día especial para pasar allí, y ya os lo contaré en otra ocasión.

Estábamos tan relajadas paseando por esos edificios impresionantes, perfectamente diseñados e iluminados para hacer el paseo nocturno más agradable. Nos encantó, no se que tiene Valencia por la noche que invita a pasear bajo la luna, una inmensa tranquilidad, a pesar de no saber bien bien donde teníamos que ir, lo que teníamos que hacer o donde íbamos a cenar... Esa es la magia de las vacaciones, esa sensación de que todo imprevisto que pueda ocurrir es simplemente una aventura que contar.

Cuando hubo acabado el largo paseo y la sesión de fotos nos dirigimos al hotel, el amable conductor del metrorbital nos ayudó a identificar la parada más cercana al hotel, y cuando llegamos el restaurante del hotel estaba cerrado, nos fuimos a tomar una hamburguesa a una famosa cadena de comida rápida, léase comida basura, y a descansar al hotel. Así concluye la primera noche en Valencia.

 Era la noche de la súper luna, la luna de Valencia, y yo estaba en el lugar donde debía estar, aunque mi espíritu estuvo toda la noche paseando bajo la luna como un alma en pena evocando otro momento de otra vida vivida, otras palabras, frases, susurros, sueños no cumplidos, sueños rotos, sueños realizados... Afortunadamente, la vida es solo sueño y los sueños, sueños son. Al día siguiente nos esperaba otra gran aventura!