Translate

martes, 21 de octubre de 2014

Cuida tu piel, cuida tu vida!

Hoy me he levantado con este aspecto!  Preciosa, no? A pesar de no haber dormido lo que se dice bien, a las 4.00 am aparecieron en mi cama la Gabriela, la bella durmiente y el príncipe encantado (la muñeca que le trajeron los reyes magos y el muñeco que compramos por 1.50€ a las niñas de sexto curso en el colegio de la niña durante la fiesta de bienvenida del domingo pasado) y todos tuvimos que volver a conciliar el sueño, aún así los cuatro descansamos bien.

Y es que no todo son malas noticias, ayer por la noche leí un artículo de la revista "Muy interesante" sobre 10 mitos acerca del cuidado de la piel y la relación con las arrugas, no es un tema que me preocupe mucho, a penas tengo 30 años, buena piel, buena salud y una muy buena genética, sin embargo los dermatólogos recomiendan empezar a usar cremas anti arrugas a partir de los 25 años, y digo yo, desde los 25 años hasta el día que mueras, cuantos botes de cremas habrás consumido? Acaso es verdad que los resultados son óptimos si eres constante en el cuidado? No será que el negocio de la cosmética ha encontrado la gallina de los huevos de oro jugando con la vanidad de las personas? Hay tantos productos, marcas,  mitos y verdades acerca de la piel, que es bastante difícil creer en todo lo que te venden. 

Yo debo confesar que me cuido más bien poco, la gente que me conoce lo sabe, pero según el artículo que leí, lo poco que me cuido es suficiente, ya que el cuidado anti arrugas por excelencia es "no fumar", tan simple como eso, luego está el segundo más importante que es usar factor de protección solar diario de 30f, dicen que esos dos aliados te ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, y por lo que concierne al tabaco, también el envejecimiento del organismo.

Echa por tierra el mito de que tomar el sol es perjudicial para nuestra piel, ya que necesitamos la energía del sol para sintetizar mejor la vitamina E y D que tomamos con los alimentos, lo malo es tomar el sol en las horas de mayor radiación, que suele ser entre las 12 y las 16h, y sin protección solar. Tampoco nos engañemos, el sol no es una cara sonriente, pero tampoco es un monstruo, solo debes saber tenerlo como aliado de belleza y salud, también evita las cabinas de bronceado.

Esto lo agrego yo, no lo decía el artículo, el té verde es genial, es de los mayores regalos que nos da la naturaleza, ya que ayuda a nuestro organismo a luchar contra los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro tanto por dentro como por fuera, bueno, lo que te cuides por dentro se refleja por fuera. Ya sabes, abusa del té verde, y de los otros tés, es una manera de beber agua y purificar el organismo. Si es ecológico mejor que mejor.

Hacemos un resumen para que quede claro, sumado a lo que ya sabíamos sobre el cuidado de nuestra piel: 

1. Beber mucha agua, tampoco demasiada, más de tres litros al día es perjudicial para los órganos internos.

2. Duerme! La piel se recupera y descansa durante la noche, y siempre ve a dormir desmaquillada.

3. Limpieza: exfoliar, tonificar e hidratar (ojalá y yo aplicara mis propios consejos).

4. Frutas y verduras en vez de grasas, azúcares y fritos.

5. Ríe! Esas son las arrugas que valen la pena tener.

Ahora lo nuevo!

6. Tabaco fuera! Si hasta ahora eras fumador o fumadora, que sepas que has estado añadiendo años de envejecimiento a tu piel y a tu organismo... Toma la decisión, la vida es más bella sin humo, y tu también lo eres!

7. Protección solar factor 30 durante todo el año, aunque solo sea para salir a comprar el pan. Todo el año, no solo evitarás  arrugas prematuras, sino que además evitas la aparición de manchas indeseadas en tu bello rostro. 

8. Té verde que te quiero verde!! Si puedes tomarlo sin veneno, mejor dicho sin azúcar, pues mejor, sino azúcar de caña integral, estevia para endulzar por sus múltiples beneficios para la salud.

9. Siempre enjuaga la cara con agua fría, se cierran los poros y se mantienen limpios y la piel tonificada y además favorece al mantenimiento del colágeno. Y no olvides hacer estiramientos faciales, ayudan a tener el rostro relajado y se te hará menos difícil sonreír. 

10. Sé feliz, es la base de la eterna juventud! Cuando eres feliz irradias vida y salud.