Translate

lunes, 27 de octubre de 2014

Desagradecida o afortunada

Hace cosa de mes y medio mi hermana Aura me pidió que escribiera sobre las personas malagradecidas, me extrañó mucho y le pregunté que por qué quería que escribiera sobre este tema. Ella no quería que me enterara de los motivos exactos, así que me puso un ejemplo para que me hiciera una idea de lo indignada y furiosa que estaba con cierta persona. El ejemplo es el siguiente:

Haces un regalo a una persona, un regalo que te ha costado mucho dinero conseguirlo, y en el que has invertido mucho tiempo, por ejemplo, una pulsera de diamantes (la idea de la pulsera fue mía, para hacerme una idea del dinero que había costado el regalo en sí), una pulsera preciosa que podías haberte quedado para ti, pero que decides regalársela a una persona a la que aprecias porque sabes que esa linda joya la hará muy feliz. Hasta aquí todo bien, cuando ves que esa persona se pone la pulsera y empieza a lucirla a los demás te sientes bien, pero cuando ves a esa persona decir a los demás que ese regalo tan bonito es justo lo que se merecía por ser tan buena... Empiezas a reflexionar, entonces la persona en cuestión te dice: esta pulsera de diamantes es lo más bonito que tengo ¿no es verdad? Tú no le contestas, pero la persona insiste, y al no obtener respuesta se molesta y te dice que estás enfadada porque ella tiene una nueva pulsera de diamantes y tú no la tienes.

Yo ya había captado el mensaje del asunto, y no podía creer lo que me estaba diciendo. Le dije que eso no tenía sentido, porque la pulsera primeramente era suya (de mi hermana), estando en su poder podía elegir quedársela o regalarla a quien ella considerara oportuno, pero eligió a la persona en cuestión para hacerlo, por eso mi hermana me pidió que escribiera sobre las personas malagradecidas. 

No sabia como abordar el tema, lo primero que le dije es que personas malagradecidas hay demasiadas en el mundo y que no vale la pena escribir sobre este clase de personas.

Busqué en el diccionario de la Real Academia Española el significado de dicha palabra.

Malagradecio/a : Ingrato, desagradecido.
 
No contenta con el resultado busqué el significado de la palabra desagradecido:

Del participio desagradecer.
1. Adj. Que desagradece.
2. Dicho de una cosa: que no compensa el esfuerzo o atenciones que se le dedica.

Y después el significado de la palabra ingrato:

Raíz etimológica del latín ingratus.

1. Adj. Desagradecido, que olvidar o desconoce los beneficios recibidos.
2. adj. Desapacible, áspero, desagradable.
3. Adj. Que no corresponde al trabajo que cuesta labrarlo, conservarlo o mejorarlo.

Entonces lo vi más claro,  aquella persona no vio el esfuerzo que había hecho mi hermana al regalarle aquella pulsera de diamantes, olvidó el beneficio recibido, ya que eso era lo que ella deseaba desde hacía tiempo atrás, y mi hermana se dio cuenta de que la recompensa no se correspondía con el esfuerzo empleado... 

Días después nos dieron una noticia devastadora, un chico al que conocíamos desde su infancia, que había sido vecino nuestro había muerto en un accidente, tenía 21 años, y era un buen chico, de esos que ya no quedan, siempre ayudando en casa y cuidando de su hermana, muy bien educado y muy buen estudiante. Cuando supe de la noticia me quedé en estado de shock, empecé  a hacer preguntas como para que me dijeran que era otra persona, que no era ese niño, que había habido una confusión, pero todas las respuestas llevaban a él. Me dolió el alma de pensar en su madre. Sus padres y hermana viven en Estados Unidos desde hace un par de años, y el chico se había ido a Italia de vacaciones donde ocurrió la tragedia, pensé en el momento de aquella llamada telefónica, en el momento en que la madre recibió la noticia de la muerte de su hijo, no hay dolor más grande en el mundo, nada puede romper más profundamente un corazón en millones de pedazos, entonces pensé que yo era una ingrata.

Gracias a Dios Tengo innumerables cosas fantásticas, una hija maravillosa, sana e inteligente, que me quiere con locura y que es el motor que me permite salir adelante, tengo unos padres, tres hermanos y muchos amigos que me han apoyado y me han dado la mano cuando lo he necesitado, tengo mi iglesia que es una fuente de amor y de paz en comunión y armonía, tengo trabajo, un techo y una cama cómoda, nunca me ha faltado ropa y alimento, caprichos, vacaciones, salud... Etc.

No tengo una pulsera de diamantes, pero tengo todo cuanto pueda desear  o necesitar, y es que las mejores cosas de la vida son gratis como el regalo de los sentidos con los que podemos disfrutar inmensamente cada momento vivido. 

Si pasa un día en el cual no agradezca por todo lo que tengo me convierto en una malagradecida, en el momento en el que empiezo a quejarme por nimiedades estoy siendo una ingrata, mi hermana tenía toda la razón del mundo estando indignada con esa persona desagradecida, pero creo que a veces damos más protagonismo del necesario a gente que no merece que empleemos tanto esfuerzo ni tanta dedicación. No permitas que tu amor se apague por encontrarte con personas así, que tu fe no muera porque una persona no supo agradecer lo que hiciste por ella, siempre habrán, siempre hablarán y criticarán, tu sigue adelante y haz bien a todos cuanto puedas, porque a su tiempo serás recompensado, si no  te agradecen, pues ese es problema de la persona ingrata, no tuyo. 

Reflexionemos y agradezcamos hoy, quizás mañana sea tarde.