Translate

domingo, 4 de enero de 2015

Belleza real.

Hoy vi una foto en blanco y negro que había publicado un buen fotógrafo que conozco,  no diré su nombre porque no tengo permiso para publicarlo,  le dejé un comentario porque realmente me encantó, así como otras fotos ha ido publicando.  Me respondió que la belleza está en los ojos del que mira.  Caballeroso y humilde,  además de la foto me gustó mucho la respuesta.

Y me pregunto cuanto hay de verdad en esa frase.  ¿por qué existen personas incapaces de ver la belleza en las pequeñas cosas?  Dudo que dichas personas sepan que existen esas pequeñas cosas o esos pequeños momentos,  detalles diarios que nos hacen sonreír de verdad, desde el corazón.

Hay belleza perceptible a todos los ojos,  esas establecidas,  alguien dicta lo que es bello y lo que no y los demás lo aceptamos como válido sin detenernos a cuestionar.
 
Luego existe esa belleza imperceptible para mucho y que sólo están en los ojos de unos cuantos, pequeños gestos diarios,  por ejemplo, cuando el camarero te hace ese café con leche en el punto de cremosidad que te gusta,  cuando vas por la calle y un bebé te sonríe y sólo ese bebé que no se lo puedo contar a nadie y tú sois testigos de ese momento mágico,  cuando estás en plena naturaleza,  cuando tu hija antes de abrir los ojos sonríe y te dice buenos días, cuando vas por la calle y delante de ti camina una pareja de la mano, cuando te encuentras con una persona y sonreís a la vez porque hay alegría en el corazón,  cuando un niño dice tu nombre por primera vez, cuando ves el mar inesperadamente desde el autobús o desde el tren,  cuando ves la ilusión en los ojos de los niños, las nubes desde un avión,  el atardecer en Donosti, los brotes de los árboles antes de que empiece la primavera... tantas cosas!

Un día sin percibir belleza,  emoción,  sentimientos y momentos de felicidad es un día perdido.  Un día no disfrutado en un día perdido.  Un día sin reír y sin hacer reír a alguien es un día perdido.  Un día sin dar gracias por lo que tienes es un día perdido.

Haz que la belleza esté en tus ojos,  esa es la forma de verla en todo cuanto te rodea. Sé creador/a de belleza.

Gracias por inspirarme a escribir esta pequeña reflexión para comenzar el año con positivismo.