Translate

lunes, 19 de enero de 2015

¿Blue monday?

Es el primer año que oigo hablar de algo parecido,  vi ayer un enlace en Facebook pero no presté atención,  así que hoy por la mañana no podía saber que hoy era el "blue monday" o el día más triste del año,  así que no tuve tiempo de mentalizarme para estar triste,  es decir, estaba igual de happy que siempre,  o más aún.

Había tenido un fantástico fin de semana ni siquiera tuve tiempo de enterarme de que hoy tocaba estar triste, eso me pasa por no ver las noticias y por no leer ni escuchar la radio en la mañana, nada pudo condicionar mi estado de ánimo. 

Me levanté temprano con la calma que me caracteriza por las mañanas, a cámara lenta,  y la Gabriela también a cámara lenta así que llegamos tarde al colegio. 
Me puse pintalabios rojo para ir a ver al chico guapo de "la caixa", para verlo y para pagar unas dichosas facturas,  lo que me venía genial porque a las 10 tenía hora para ir a la peluquería,  después de hablar con el bombón del banco me fui a desayunar y después a la pelu, al llegar había un cartel en la puerta que anunciaba la visita para el miércoles 21 de enero de la encargada de la foto depilación.  Llegué dos días antes!!! 

 Bueno, pues al autobús para ir a trabajar, y llovía y llovía, una vez dentro del bus envié un par de mensajes y revisé el correo,  y me puse a jugar con el gato Tom que tiene un mini juego nuevo muy adictivo,  tanto que me pasé de parada,  menos mal que iba con tiempo de sobras; al bajar del bus estaba congelada,  no podía ni caminar así que entré a una cafetería que me encanta a tomar un té verde que me sentó de maravilla y con ese buen sabor de boca me fui a trabajar,  un buen día de trabajo,  luego me informé y resulta que tenía que estar triste por todas las desgracias personales y yo estaba tan feliz a pesar de que se me ha estropeado el cargador del ipad de buenas a primeras,  y encima me había alisado el pelo y llovía llovía (como la canción de Leonardo Fabio), y yo tan feliz.

Es curioso como nos dicten hasta Cómo debemos de sentirnos, cual es el día más triste del año, en base a un estudio realizado en 2005 por un psicológico contratado por una agencia de viajes, ese señor tiene que decirme  que debo sentirme triste el tercer lunes de enero? 

Sigue adelante,  aún tenemos un año entero para cumplir metas, pagar deuda e ir de vacaciones. 
Una vez superado el blue monday,  estoy lista para afrontar el Red tuesday y lo que venga.  ¿Blue Monday como algo triste? No, más bien un momento para elegir estar feliz contra todo pronóstico. Feliz blue monday a todos!