Translate

viernes, 6 de febrero de 2015

Lenguaje dominicano: volumen 1

He conocido a una serie de personas que dudan de mis orígenes quisqueyanos.  No los culpo porque he perdido el acento casi en su totalidad, a pesar de haber nacido y haber vivido toda mi infancia, feliz infancia, en Santo Domingo, capital de la República Dominicana,  con los años se ha difuminado casi por completo, de manera que sólo mantengo lo poco que queda con mi familia y amigos latinos.

Gonzalo medijo una vez mientras tomábamos café en una terraza del centro: Qué fuerte!  Una dominicana con acento catalán! 

Un día hablando con Michael de todo un poco me dijo que su amigo boricua decía " te llamo patrás" para decir "te devuelvo la llamada". Eso me hizo pensar,  porque los dominicanos también lo decimos,  y algo que me llama mucho la atención es que tenemos una variante del castellano que es única en el mundo,  además se va renovando continuamente de manera que el idioma se mantiene fresco.

Y no me extraña que no nos entiendan,  porque dentro de nuestro lado de la isla hay 4 tipos de acentos distintos con sus palabras típicas. Recuerdo la primera vez que fui al pueblo de mi madre,  Samaná,  no entendíamos nada de lo que decían nuestros primos. Lo mismo el deje del sur,  o los del cibao,  que acaban todas las palabras con la letra "I".

En las siguientes entradas de blog voy a estar compartiendo algunas palabras típicas nuestras,  así os podéis culturizar un poco :D.

Hoy es el turno de la palabra pariguayo: Dícese de esa persona que desaprovecha oportunidades por ser muy lento o más bien paradito (esa es mi definición, en la foto está la definición de lo que dice el diccionario).

Me llamó la atención la etimología de la palabra: party watcher,  observador de fiesta, pero no participa.

Esta palabra se la dedico a mi amigo Mike,  no porque él lo sea,  ojo con las malas interpretaciones,  sino porque me tuve que estrujar el cerebro para explicar a un blanquito con pretensiones y un lado muy black lo difícil que es aprender dominicano y traducir las palabras,  ya que la mayoría de las veces la explicación o el sinónimo también está en dominicano.  Pero con la paciencia que me caracteriza voy a enseñarle,  aunque no lo hable,  lo sé hablar perfectamente. 

Recuerda, no seas pariguayo,  participa de la vida,  no sólo veas pasar la fiesta de los demás, haz tu propia fiesta.