Translate

jueves, 14 de agosto de 2014

Café solo

Gonzalo tiene la teoría de que las personas que no pueden estar solas es porque no se soportan a Sí mismas.  Ya sabéis, esas personas que continuamente tienen que quedar con alguien, tener una pareja aunque sólo sea una persona que vive contigo y que se convierte en un "nosotros", cuando en realidad son dos almas separadas infinitamente la una de la otra, pero que tienen miedo de vivir físicamente solas cada una por su lado.  Una relación fría como un témpano con tal de no estar sol@ contigo mism@, con tal de no tener que pensar, fingiendo que no existe ningún problema.  Todo va bien, super bien.

Estas relaciones, llevadas a un punto extremo, siempre explotan y mueren, y terminan drásticamente.  Ese tipo de ruptura que nadie se explica, ya que eran la pareja perfecta: salían a cenar con amigos, viajaban con amigos, siempre quedaban para ir al cine con sus amigos cuando salía la película de moda, no discutían a penas, simplemente, la pareja perfecta.

Cuando hay un "nosotros" fingido, muchas veces pierdes tu identidad:  a nosotros nos encanta el cine, nosotros siempre vemos las películas de Tarantino, a nosotros nos encantan los shawarmas,  nos gusta muchísimo salir con nuestros amigos a cenar, no nos gusta la playa, nos gusta mucho la leche...

Yo odio la leche, y desde que estuve embarazada aborrezco los shawarmas, me gusta salir con amigos, pero me encanta cenar en pareja y también me gusta cenar sola (en ocasiones), y sobretodo, odio la leche.

Hubo un tiempo en el que no quería estar sola ni un minuto,  cuando antes no veía mejor compañía que la mía.  Siempre me ha encantado tener unas horas para mi, después de tener la niña se me hizo imposible, y después de separarme ya no me apetecía, lo detestaba,  tenía que arrancarme del "nosotros ",  luego,  si te descuidas, se vuelven a repetir los patrones de conducta erróneos y vuelves a atarte a un "nosotros ",  pero esta vez no dura casi diez años como el matrimonio, sino que es más fugaz de lo que esperabas, acaba sin más y sin que te des cuenta estás sola contigo y no puedes hacer nada.  Tienes que enfrentarte. 

1.  Reconoce el problema.
2. Enfoca el problema
3.  Examina el problema
4. Trabaja para solucionar el problema.
5. Disfruta de tu individualidad.

Cuando te reencuentras con tu verdadero tu, lejos de la otra mitad que crees que te falta, disfrutas más de la vida,  eres una persona completa capaz de salir adelante,  capaz de plantearte metas, trabajar para conseguirlas y realizarlas.

Antes, para mi, el simple hecho de tomar un café sola era un momento de bajón y tristeza.  Ahora se ha convertido en mi momento, intento siempre levantarme antes que mi peque y así puedo disfrutar de mi café solo solita.

No me he vuelto una antisocial, sino que me encanta estar conmigo,  hay momentos en los que necesito estar sola, disfrutar de mi misma, porque soy fantástica, yo,  sin necesidad de un "nosotros " fingido. 

He seleccionado, he filtrado a mis amigos y amigas, y si paso tiempo contigo, es tiempo de calidad, significa que estás en la lista de personas auténticas y que deseo tener un verdadero "nosotros" contigo sin dejar de ser yo misma. 

Ups, ya he acabado el café solo,  empiezan mis labores diarias.  Al final, Gonzalo tenía razón en su teoría, si eres de l@s que no pueden estar sol@, reflexiona unos instantes.