Translate

jueves, 7 de noviembre de 2013

Especial para Chico

Dicen por ahí las malas lenguas (quizás no tan malas, puede que sólo sean juguetonas) que últimamente escribo blogs de chicas, es decir, para chicas.¿Cómo escribir un blog de chicos siendo una chica?  ¿o es más bien un blog mixto?
Mientras se lo comentaba a mi amiga, la que le gusta comer, y que además es una de mis fieles lectoras.  Y ella me dijo que si quería escribir un blog para chicos que escribiera lo que le hizo ayer su chico en un centro comercial.  La historia es la siguiente:
Chico conoce chica. Chico y chica se enamoran y al cabo de un tiempo se van a vivir juntos. Chico y chica amueblan un pisito y se van de vacaciones.  Chico y chica se presentan a sus respectivas familias y hacen mucha vida común y social.  Chica se queda embarazada de mutuo acuerdo porque ambos lo desean y son muy felices.
Un día chico y chica se van a un centro comercial porque los dos quieren ir al fnac. Antes de entrar en el fnac chico y chica deciden ir a una tienda de videojuegos que les gusta mucho.  Chica le dice a chico: cariño, voy a ver si encuentro un videojuego antiguo que hace tiempo que estoy buscando.  Seguidamente chica se agacha a mirar en una pila de juegos que hay en el suelo. Se está como diez minutos ensimismada buscando el dichoso videojuego y, ,encima, no lo encuentra.  Chica se levanta con la espalda adolorida y medio mareada y busca la mirada de Chico para hacerle saber que está con la espalda adolorida y medio mareada, además tenía hambre.
Pero donde está chico? No se sabe.
El dependiente de la tienda de  videojuegos le pregunta si está buscando al chico que entró con ella a la tienda. Chica contesta afirmativamente y piensa que menos mal que alguien la vio entrar acompañada a la tienda, por que si no creería estar loca buscando a Chico.
Sale de la tienda, ya que el amable dependiente le dijo que hacía unos 10 minutos que Chico había salido de la tienda y entonces chica alucina y se va al fnac.  Sube y baja una y otra vez en busca de chico.  La búsqueda resulta infructuosa y chica compra lo que había ido a buscar y después de dar un par de vueltas más por el centro comercial, con la espalda adolorida, las piernas en el mismo estado y aún más hambrienta decide que es el momento de volver a casa y que Chico ya vendrá cuando quiera. Cuando abre la puerta de casa se encuentra a Chico en pijama que se le planta delante y le dice: bueno, se puede saber dónde estabas?  Me tenias muy preocupado.
Chica le explica su periplo y la odisea que tuvo que pasar hasta llegar a casa (chica llevaba el móvil sin batería). Chico argumenta que al no verla en la tienda al minuto uno salió al fnac pensando que ella ya estaría ahí.  Al no encontrarla hizo lo que hace todo el mundo cuando se pierde: irse a casa.
Chica no se puede creer lo que está escuchando, al igual que una servidora no se lo pudo creer al oírlo. Chica asume la lógica del sexo opuesto y decide no discutir y descansar.

Moraleja: el que no sabe a donde va,  se pierde.
Sin comentarios sobre chicos.