Translate

martes, 14 de junio de 2016

Libros con mucho cuento

Normalmente me encanta leer novelas;  novela negra,  romántica, moderna,  sobre ciudades, de misterio, aventuras, etc.
Los últimos años los he dedicado a leer los libros de Sarah Lark:
- "En el país de la nube blanca,  la canción de los maorís, el grito de la tierra": esta primera trilogía me impactó muchísimo,  sobre todo el primero, fue con ese que descubrí a la fantástica autora alemana,  amante de los caballos y experta en crear de la nada una gran historia.  Recuerdo que cuando leí "el país de la nube blanca" quería contárselo a todo el mundo,  quería compartir esa historia con la gente,  para que sintieran lo mismo que yo. 

- "Hacia los mares de libertad", y sus dos correspondientes libros, otra vez de vuelta a Nueva Zelanda (el país de la nube blanca), esta vez desde otro punto de vista, y pasando por otros lugares como Australia, fue la tercera trilogía que leí de esta autora.

- "La isla de las mil fuentes y Olas del destino", dos libros ambientados en el caribe en la época de los esclavos (los antiguos esclavos, no los actuales). Inicia en Jamaica y continúa en Haití.  Para mi fue muy revelador leer Cómo llegaron los africanos a nuestras tierras,  y entender parte del origen de mis antepasados... me emociono cuando empiezo a hablar de Sarah Lark.
Lo que quería explicar es que actualmente sólo me dedico a leer libros de cuentos,  otra vez.
Hace tiempo me dio por leer a García Márquez,  uno detrás de otro;  cuando ya había leído todos los que tenía disponibles (en aquella época no existían los ebooks), pues me dio por leer cuentos.  Aquí os dejo unos cuantos títulos que me gustaron:
- Dones (mujeres), de Isabel Clara-Simó.
- Mil Cretins (mil cretinos), de Quim Monzó
- Criatures (criaturas), de Donna León.
- Pequeños cuentos misoginos,  Patricia Highsmith
- Maridos, de Ángeles Mastretta.
- Cuentos Blancos, de Manuel  Vázquez Montalbán
Y a actualmente estoy leyendo uno que se titula "contes pero llegir sobre el llit" por un lado, y "contes per llegir sota el llit" por otro (cuentos para leer sobre la cama i cuentos para leer debajo de la cama), y la verdad es que me está gustando bastante, son cuentos no muy largos, dotados de una imaginación ilimitada dentro de unos límites, ambientados en Barcelona, y lleno de personajes curiosos e interesantes, mezcla algunos elementos clásicos (solo algunos) con la vida moderna, para mí, están bien conseguidos.
El día de San Jordi, consciente de mi etapa de pereza, no sólo para escribir aquí, sino también para leer grandes novelas, me compré unos cuantos libros de relatos, uno lo regalé antes de leerlo, cosa que no suelo hacer, pero me pilló desprevenida, y los demás los tengo pendiente de lectura. Ya he leido cuentos sobre mujeres, hombres, niños, maridos, misóginos,  cuentos blancos, ... Pero uno de los que tengo pendiente me llamó la atención, se llama "Adúlteros", y me da mucho que pensar, ya he leído sobre mujeres, niños, cretinos (hombres), hombres maridos, misóginos, cuentos blancos (aun no lo he acabado), y el de adulterio, no será más que una continuación sobre los cretinos, supongo, y también supongo que me sorprenderá gratamente, al fin y al cabo solo son cuentos, o no?
Hay personas que piensan que su vida es una gran novela separada por capítulos, llena de intrigas y personajes que van ligados a la trama, y que, de una manera u otra, están siempre presentes, aunque solo sea en el recuerdo, en los libros de Sarah Lark, no existen personajes gratuitos, todos encajan perfectamente en el puzzle, y el personaje que menos te esperas, tiene una gran trascendencia en la novela; también existen personas que conciben la vida como un libro de cuentos, una historia acaba y empieza otra, diferente, otro ambiente, otras personas, otra vivencia, no existen dos cuentos iguales en un libro de cuentos, no se repiten personajes como norma general, y el lector puede elegir cuál ha sido su cuento favorito de todo el repertorio, y puede hacer de ese cuento una gran novela en su imaginación, es una de las grandes ventajas de leer cuentos, te dan un pequeño tast, y tú te construyes la historia, haces un perfil de los personajes, desarrollas los escenarios y lo colocas en el tiempo que se te antoje, por eso es probable que no existan dos personas que conciban un mismo cuento de la misma manera (cuentos de libros, no cuentos populares).
Dicho todo esto, animo a quien quiera a comprobar el poder seductor de un libro de cuentos, las historias no te atan, puedes pasar la vida entera leyéndolos a la par que lees otras novelas, o escribes o trabajas o, simplemente, vives.
Disfrutemos de la vida con mucho cuento.