Translate

jueves, 24 de diciembre de 2015

Una de película: Marte.

Cuando vas al cine a ver una película que realmente quieres ver,  dentro de ti se mueve una emoción especial.  Eso me pasó con la película Marte, tenía muchas ganas de verla,  básicamente por la curiosidad que generaba en mi el hecho de que Matt Damon tuviera que sobrevivir en el planeta rojo.

La película empieza en Marte, están en una misión y deben darse prisa porque tienen que despegar antes de que una tormenta destruya o estropee la nave.  Hasta aquí todo normal. Todo sea dicho,  cuando vas a ver esta peli ya sabes que le dejan en Marte,  pero aún así quieres saber cómo y por qué.

Me sorprendí a mi misma diciendo: no por favor,  esperadle! Luego pensé- he venido a ver que pasa a este hombre sólo en el planeta, si no le dejan, no hay película.

Me sorprendió muchísimo la capacidad de organización y de adaptación que tiene el personaje desde el primer momento, cuando se despierta y está totalmente solo.

Yo me ponía en su lugar y estoy totalmente convencida de que el momento en el que se agotara la última ración de comida o agua,  sería el principio de mi fin.  Hay varios puntos que me llamaron la atención:

- Detección del problema.  Está solo en Marte y debe iniciar un plan para sobrevivir el máximo de tiempo posible.

- Elaboración del plan, cálculo e inventario de todo lo que tiene dentro del campamento.

- Manos a la obra!
 
El personaje es consciente de que no puede vivir para siempre en es situación,  pero aún así,  elabora un plan para no morir. Sabiendo que puede fallar cualquier cosa,  y con una fuerza de voluntad y un optimismo brutal. Mantiene la sonrisa casi siempre,  y a penas se desespera o entra en pánico.

Yo hubiese pasado la primera semana llorando y durmiendo,  llorando y durmiendo como si estuviera sola en el mundo... tendría un motivo para hacerlo porque estaría sola en el mundo.  Y lloraría una y otra vez.  Sentiría miedo,  angustia y desesperación... sobretodo desesperación.

Pero el protagonista no actúa así,  se impone una rutina y trabaja muy duro para no morir, es metódico y organizado,  y lo consigue.

Derrocha optimismo, en momentos tan difíciles,  se puede sobrevivir,  se puede,  si te empeñas puedes,  si consigues los medios,  la mente fría, te ciñes al plan y te adaptas a los cambios, y si el plan cambia tú buscas alternativas,  pero no te rindes jamás. 

Me gustó bastante la película,  es una peli que sabes como empieza y como termina,  pero aún así te atrapa.  Entras en la sala sabiendo el principio y el final,  y aún así disfrutas del viaje.

Recomendable...