Translate

lunes, 27 de abril de 2015

Teorías de Marc (teorías de un completo idiota)

El otro día, como tantas veces,  me fui a desayunar al paseo de gracia, tenía que hacer un par de recados: comprar los libros para Sant Jordi e ir al H&M a buscar unos zapatos para la Cuca.

Hacía un día soleado y maravilloso,  además me había levantado de muy buen humor, por lo tanto, iba bastante guapa por la calle,  el sol me daba una energía especial,  y pasear por la mañana sola me renueva las fuerzas.  De repente escucho a alguien decir mi nombre - ostia Ruth! - me giro a golpe de melena lisa y abundante,  y con mis gafas de sol favoritas, labios perfectamente pintados (retocados después del desayuno), y al ver quien era le dediqué una sonrisa helada.

Hombre Marc!  Qué tal? - dos besos.

De las 10 millones de personas que conozco y de  las 2500 que son soportables,  de toda la población de Barcelona y parte del extranjero,   tenía que encontrarme con el cretino "number one" por excelencia, pero no iba a permitir que eso me estropease el día tan fantástico que estaba dispuesta a tener,  y que estaba teniendo.

Marc,  un chico de unos 36 años,  medio cubano por parte de madre,  medio catalán por parte de padre y un completo imbécil no sé por parte de quien.  Salí con él un par de veces durante el verano pasado.  No sé si por culpa del aburrimiento,  o por esa manía que tengo de pensar que la gente no es del todo mala,  no es del todo imbécil,  que los idiotas en realidad no lo son tanto. Mira que tuve una corazonada en un momento clave,  pero me dije a mi misma : Ruth, no seas tan malpensada.

Me arrepentimiento profundamente de haber conocido a éste personaje,  pero al menos me ha dejado tema de conversación pata rato, y me ha enseñado a ser más exigente y selectiva, a no confiar en el lado bueno de las personas y a valorarme y quererme mucho más,  no de palabras sino de convicción.  Hay una sesión que llamo: teorías de Marc:

- las personas que se esperan en el semáforo a que cambie a verde cuando no vienen coches es porque acaban de emigrar a la ciudad (refiriéndose a los extranjeros).

A lo mejor lo único que prefieren,  a poder ser,  es que un coche no se los lleve por delante... eso me dijo mi amiga Dalyeris cuando se lo comenté.

- Todas las mujeres, por buenas que estén,  tienen 300 polvos, a partir de los 300 polvos ya empieza a decaer el interés.

Qué tipo más repulsivo me dijo Gonzalo, que para aquella época era mi confidente,  y cuando le conté que me había dicho que estaba gorda y descuidada,  que ser mamá no era una excusa para tener tanta barriga,  que su hermana tenía un bebé de 5 meses y estaba mejor que yo,  me dijo que por qué perdía mi tiempo (tan valioso) con un personaje como ese,  le dije que me divertía,  y en principio era así, pero luego descubrí a un maltratador psicológico...

Tienes que ser exigente! - me decía Gonzalo.

Debes estar con alguien que merezca estar contigo!  - mi amiga Dalyeris.

Quien se ha creído que es llamándote gorda??? - mi amiga Naomie.

Una tónica? - el idiota ese cuando quedamos a tomar algo y pedí. 
Sí,  una tónica,  no sabes lo que es?

En fin, un día hablando por whatsap no sé cuál fue la gota que colmó el vaso,  pero le dije : adiós Marc,  que te vaya bien en la vida.  Dicho esto lo bloqueé en el whatsap y hasta nunca.  Bueno, hasta ese momento...

Te veo bastante bien Ruth! - me suelta.

- gracias!  -respondo sin dejar de mirarlo.
Sales con alguien?

Si -le digo reprimiendo las ganas de vomitar- precisamente ahora voy a buscar su libro de sant Jordi!  Que vaya bien.

Le dejé ahí plantado con la palabra en la boca y los ojos clavados en mi espalda mientras me alejaba con la cabeza muy alta, una amplia sonrisa de victoria y un  exagerado contoneo de caderas...  pensaba: que te den, payaso.

Seguí adelante con mi día soleado y sin darle más importancia al personaje ese, aunque siempre me quedará la experiencia de no haber encontrado nada bueno en una persona,  no me extraña que siga soltero y solo,  tiene serios problemas y debería hacérselo mirar por un profesional,  a parte de eso es la persona más insoportable que he conocido en toda mi vida. Afortunadamente ya no está en ella