Translate

domingo, 2 de agosto de 2015

Veo una vida nueva

En el avión de camino a Charlotte, Carolina del Norte, estoy pensando en lo que voy a ser, como aquella canción: qué será será, lo que voy a ser será, el tiempo me lo dirá, qué será será. No sé qué me depara el próximo mes, no sé exactamente qué pasará durante los próximos meses y, la verdad, no estoy preocupada. La pequeña está dormida a mi lado y yo estoy viendo una película de Marvel, de esas que me gustan, "Los Vengadores". 

Mi única preocupación durante mi estancia en América debe ser pasármelo bien, y hacer que sean las mejores vacaciones de mi hija, tantos meses de esfuerzo han merecido la pena, cada obstáculo que se presentó por el camino ha merecido la pena, y por eso vamos a pasar un tiempo diferente, emocionante y vital que nos ayudará a ver las cosas con una perspectiva diferente. 

Sentada en mi asiento numero 8G, el que nos tuvieron que cambiar porque nos habían puesto separadas, mirando mi película de súper héroes, y con la Cuca durmiendo a mi lado, veo una vida nueva, y mucha gente no está en ella, veo el inicio de cosas fantásticas para las dos, y quiero vivirlo a plenitud, quiero ser consciente en todo momento de lo que sucede a mi al rededor, tratando de luchar por lo que quiero y deseo conseguir, vengo a recobrar fuerzas y a buscar nuevos horizontes. Estoy feliz, muy feliz, porque veo que el esfuerzo tiene resultado, y que puedo conseguir aquello cuanto me propongo.