Translate

domingo, 28 de diciembre de 2014

25° aniversario de lectura!

Hace meses que deseo compartir un escrito dedicado a uno de los acontecimientos más importantes de toda mi vida,  y no me refiero al día de mi nacimiento,  obviamente ahí empieza todo,  sino al año 1989, año en el cual aprendí a leer!

Todos aquellos jeroglíficos,  aquellas conjunciones de símbolos alfanuméricos separados por extraños signos de puntuación,  cobraban vida y sentido ante mis ojos,  dentro de mi cabecita de cinco años,  y además se convertían en una realidad en mi fértil imaginación.

Recuerdo que vivía en República Dominicana,  donde nací y viví con mi familia hasta la edad de 12 años y medio, mi maestra de pre primaria (como se llamaba antes o en aquel lugar a p5, también se llamaba kinder) se llamaba Mairena, Mayé para la familia,  era mi maestra y mi prima,  estudiaba en un colegio familiar que hoy por hoy aún existe. Mi maestra de aquel entonces luego se convirtió en una amiga. Recuerdo con claridad un consejo que me dio cuando tenía 5 años: lee todo lo que veas.  Todo.
Ahí estaba yo,  super pequeña,  leyendo todo a todas horas.

El caso es que nunca di demasiada importancia al hecho de saber leer,  cuando era pequeña pensaba que todo el mundo sabía,  que era lo más normal del mundo,  pero a medida que se pierde la inocencia y se entra abruptamente en la vida real,  lejos de fantasías de la infancia,  lejos de la felicidad que nos rodea cuando somos niños y lejos de esa burbuja que nuestros padres intentan construir para nosotros, me di cuenta de que millones de personas en el mundo no sabían leer ni escribir.

Una amiga mía me compartió el caso de la abuela de su novio,  no sabe leer.  Me impactó tanto porque pienso que en pleno siglo XXI una persona del llamado "primer mundo", con acceso a la educación,  no sepa leer ni escribir,  y además viviendo en una urbe cambiante y reactiva como Barcelona.  Quizás pueda justificarlo diciendo que en aquella época ella dependía de su marido para todos los trámites,  que no le fue necesario porque era una persona que no necesitó nunca trabajar porque tenía una economía considerable o bien que era una ama de casa y no requería de esos conocimientos,  puede que haya tenido que empezar a trabajar de niña por culpa de la maldita post guerra y la dictadura, hay muchas teorías e hipótesis que podrían ser ciertas o que no,  puede que cuando se había decidido a aprender vio que al principio era difícil y lo dio por imposible.

Lamentablemente millones de personas en todo el mundo son analfabetos,  aún recuerdo cuando pregunté a mi padre el significado de esa palabra (analfabeto), cuando me dijo que eran personas que no sabían leer ni escribir yo le contesté que yo ya no era analfabeta,  y él rio por la respuesta,  tenía 6 años para entonces,  y pensaba que todos los niños de 6 años sabían leer y escribir como yo.  La triste realidad es muy distinta y desoladora, sólo de pensarlo se me rompe el corazón.

Qué triste sería la vida sin poder transportarme a otras vidas,  otros países, otros continentes y otras épocas. Algo tan cotidiano como leer la etiqueta de un jersey que te acaban de regalar,  los nombres de las calles, los carteles de autopista, ingredientes de los botes de champú y demás botes, ni siquiera ver una película en versión original, son tantos impedimentos que te pueden aparecer a lo largo del día si no sabes leer,  en la sociedad actual y en una gran ciudad quedarías excluido totalmente de la gran rueda sobre la cual nos movemos.
Como leer y escribir van de la mano,  olvida escribir un SMS, una carta,  un email o una dirección en un papel mientras hablas por teléfono, una dedicatoria personal (tampoco leerla), ni un blog.

Enseñarme a leer y a escribir es lo mejor que han hecho por mi en toda mi vida,  el mejor regalo y el mejor favor que me han hecho. Por eso doy gracias a Dios,  a mi profesora Mairena y a mi madre por haber dado continuidad en casa a la labor de la maestra.
Seguiré leyendo y escribiendo siempre, aunque el otro día leí un post que decía: no todo el mundo que sabe leer y escribir sabe leer y escribir, y realmente tiene razón. Hay ser muy inteligente para saber realmente leer y escribir, también hay que tener aptitudes para hacerlo, no todo depende de la inteligencia, al fin y al cabo puedes ser muy inteligente y no sacar provecho ni poner en práctica esa inteligencia... El tema de la inteligencia y los diferentes tipos que existen es muy complejo y no quiero entrar en él

Por otros 25 años más!

Comparto esta experiencia coincidiendo con el hecho de que mi hija está aprendiendo a leer!  No puedo explicar el orgullo de madre que siento al verla leer sus primeras palabras,  y también escribe, es increíble para mi ver el afán que tiene por aprender y como empieza a juntar las letras en su cabecita con a  penas 4 años.  Me encanta!