Translate

miércoles, 28 de mayo de 2014

Tiempo pluscuamperfecto

Yo había sido feliz.  Esta foto es muy antigua, data de la semana santa del 2012, en un viaje que tenía como objetivo recuperar lo que habíamos perdido; aquello que ni yo misma sabía que había perdido irremediablemente, y que poco después pude comprender mejor.

No me arrepiento, pues de mi parte hice todo lo que pude y más.  Aún así, en aquel momento, en aquella playa de Colloiure fui inmensamente feliz!

Una felicidad transparente, no dependía de las personas ni de las cosas.  Era una felicidad sincera aunque estaba rodeada de mentiras,  aquel momento, aquellos días fueron buenos.

Aquellos días me dieron fuerza para seguir adelante, para seguir luchando contra corriente en una batalla que ya estaba perdida.  Esta vez, Goliat venció a David,  pero no le mató, no le cortó la cabeza.

Más adelante David se levantó, tardó mucho en curar sus heridas, y sanó. No sólo sanó y se fortaleció, sino que también aprendió a que él no era un mata gigantes solo por el hecho de haber matado a uno una vez, sino que cada gigante es distinto, cada uno necesita una estrategia diferente y mucha dedicación.

Ahora deseo volver a esos días de playa y de despreocupación. Dejar que el sol caliente mi piel, y que el mar sustituya esos malos recuerdos por unos de un azul profundo.