Translate

miércoles, 14 de mayo de 2014

Relatos, otro de libros

Hacia muchos días que no dedicaba unas letras a mi blog!! Y no es que me haya olvidado, sino que no había encontrado el momento adecuado. 
Durante estos daos me he dedicado a leer "pequeños cuentos misóginos", de Patrica Highsmith (creo que se escribe así), el caso es que después de "la isla de las mil fuentes", un relato histórico romántico apasionante y muy intenso, tenía ganas de algo más liviano, algo fresco y con algo de humor. Hace cosa de un año alguien, no recuerdo bien bien quien, me recomendó "extraños en un tren", de la misma autora, y cuando me descargué éste, también me llamó la atención el de los cuentos misóginos. 

Según la reseña, son pequeños relatos lleno de personajes creados con la corrosidad de un ácido, destaca lo más perverso del género humano, ya que los personajes masculinos tampoco salen bien parados. 

Algo así dice la reseña, a mi, particularmente me encantó. Es una parodia exagerada, explicada con mucha naturalidad, que te sorprenden y te hacen reír a la vez, de lo inverosímil pero a la vez realista de las diversas situaciones. 

Al leer estos cuentos, me acordé del libro "Dones" (mujeres) de Isabel Clara-Simó, o de "Criaturas" de Donna León, "Mil cretins" de Quim Monzó, y "Cuentos blancos" de Montalbán. Éste último, aún no lo he terminado.

La ventaja de los pequeños relatos es que no te encadena a una historia interminable, sino que puedes jugar a los cuentos y seleccionar los que prefieres recordar y los que quieres explicar a alguien como ejemplo de lo mucho o poco que te gustó el libro, y por poco que te guste siempre hay una historia que te marca por encima de las demás, y que hace que recuerdes por los siglos de los siglos el libro. 

En el caso de los cuentos misóginos no tengo uno favorito, tengo varios: la paridora, la coqueta, la señorita perfecta, uno que no me acuerdo como se llama, pero que yo le pondría la mojigata... Y el que más: la perfeccionista.

Sí tienes ganas de leer algo nuevo, que te divierta y te haga olvidar un poco los dramones y las complicaciones de la vida, te lo recomiendo.
Es un libro que empiezas a leer, y cuando quieres darte cuenta ya lo has terminado.

Ahora estoy sumergida en "Del amor y otros demonios" de García Márquez, hacia años que no leía nada suyo, desde "La mala hora", o "Memoria de mis putas tristes", no recuerdo cual de los dos fue el último, el caso es que vuelvo a sentir la familiaridad de sus relatos, ese mundo que sólo él sabía crear, en el cual no cuesta nada sumergirse y habituarse a sus calles, paisajes, personajes y lenguaje único.