Translate

viernes, 10 de mayo de 2013

la vida en rojo!


La vida en rojo se vive mejor! A lo largo de mi vida he tenido muchos vestidos rojos que me han acompañado en distintas etapas de mi vida, desde mi más tierna infancia hasta mi vida adulta. ¿pero por qué a la hora de elegir un vestido me decanto por el rojo? No es solo porque me sienta perfecto, modestia a parte. Sino porque me siento segura, vital, porque muestra lo que llevo dentro.



La historia del color rojo es muy divertida, según el libro "La psicología del color" el color rojo es considerado el color en sí. También se le puede llamar colorado, y su raíz etimológica color-eado, cuando se invita a alguien a nombrar un color aleatorio, casi siempre dice "rojo", aunque no sea su color favorito. El rojo agrada a hombres y a mujeres en la misma proporción. Existen 105 tonos de rojo que van desde el anaranjado rojizo hasta el violeta rojizo pasando por el rojo atardecer, rojo cangrejo, rojo bengala, rojo brillante, rojo ferreri, rojo langosta, rojo lava, rojo llama, rojo mate, rojo melocotón, rojo original, rojo pálido, rojo pardo, rojo pavo, rojo rubí, rojo perlado, rojo rosado, rojo rubor, rojo salmón, rojo sangre, rojo saturno, rojo señal, rojo subido, rojo venecia, rojo vino, rojo vivo, rojo zanahoria, terracota.. rojo valentino.
En china a los recién nacidos se les viste de rojo, porque consideran que es el color de la vida, de la celebración; dicen que no entienden como los occidentales visten a los bebés de blanco, color que consideran de luto.


El rojo es el color de todas las pasiones, las buenas y las malas. La experiencia da origen a los símbolos; la sangre se altera, sube a la cabezay el rostro se ruboriza- por timidez o por enamoramiento, o por ambas cosas a la vez-.Uno enrojece por verguenza, por ira o por exitación.
También es el color de la nobleza y de los ricos: hasta la Revolución Francesa hubo legislaciones en el vestir que establecían qué colores podían llevarse. Había colores, tejidos y prendas propios de cada estamento. Estas normas distinguían colores, tejidos y formas para la alta y la baja nobleza, el alto y el bajo clero, los burgueses ricos, los burgueses pobres, los campesinos pobres, los criados y los siervos. Nadie podía vestir más lujosamente de lo que correspondía a su clase social.


Afortunadamente el tiempo ha roto con todas las injusticias en cuanto a la moda, y a la libertad. Gracias a Dios a día de hoy puedo elegir el vestido que quiero llevar en cada ocasión, y si me apetece llevar un vestido rojo cada día, puedo hacerlo con toda libertad. Gracias a la revolución francesa por marcar un antes y un después en el tiempo, y en algo tan simple como vestir un vestido rojo independientemente de tu estatus social, raza, religión o creencias, simplemente porque tú lo mereces. Así es que ya sabes, el próximo día que quieras un vestido rojo, unos zapatos rojos, un pintalabios rojo, una corbata roja, una camisa roja, un coche rojo o cualquier cosa roja que te puedas permitir, úsalo con toda libertad y celebra la vida en rouge