Translate

miércoles, 6 de abril de 2016

Oh, qué uñas tan bonitas!

Cómodo decía un fantástico slogan hace años "tómate un respiro,  toma un kit kat", hay días, meses, semanas o años en los que debemos abrir un paréntesis y parar.

Yo llevaba unos cuantos días queriendo tomar un respiro,  pero entre una cosa y otra y otra,  es cada vez más complicado.  Mi amiga Naomie me comentó de un sitio donde hacían la manicura de manera espectacular,  y yo como soy curiosa decidí informarme y pedir presupuesto.  Cuando me hube informado,  y sabiendo el precio,  casi me desmayo,  pero es una de esas cosas que se hacen pocas veces en la vida,  y la verdad es que me apetecía bastante.

Llamadas,  papeleos, lluvia,  médicos,  más papeleos... pedí cita y decidí dejar que me mimaran un rato.

El sitio es muy bonito y acogedor,  te atienden como una reina (Qué menos? ) y el resultado es realmente espectacular.
Nunca nadie había estado tanto tiempo arreglando mis uñas,  pero el resultado, amigas mías (y amigos) es maravilloso.

La sensación es similar a cuando sales de la peluquería y te han hecho el corte que deseabas,  sales con ligereza y vas toda diva por la calle;  o como cuando estrenas un vestido que te sienta como un guante;  o cuando por fin te compras esos zapatos que tanto deseabas,  no puedes dejar de mirarlos;  o como cuando te compras el bolso que te tiene el corazón robado y la gente te dice: Qué bolso más bonito,  y piensas "a que si? ". Es la misma sensación,  solo que no te sacas el bolso ni los zapatos ni te despeinas al dormir,  sino que tus uñas están perfectas durante mucho tiempo. Y no puedo quitar la vista de ellas!

Os dejo una foto para os hagáis una idea de lo que quiero decir.

Ha sido una inversión pero con un resultado satisfactorio al 100%.